Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Una división completa en Venezuela

Publié le par JoSeseSeko

Photo: AFP/Federico PARRA

Photo: AFP/Federico PARRA

Varias manifestaciones se multiplican en Venezuela, con una oposición que quiere un referéndum revocatorio sobre el mandato de Nicolás Maduro. Un mandate marcado por una economía en crisis profunda.

La derecha quiere vengarse del chavismo. El líder de la oposición, Henrique Capriles, exige un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, cuyo la elección en 2013, después la muerte de Hugo Chávez fue contestada por Capriles. Una manifestación en Caracas, mobilizó varios miles de venezolanos el viernes 28 de octubre para ver un departe de Maduro del poder. Un apoyo por una oposición que forma la mayoría en la Asemblea nacional desde las elecciones generales de diciembre de 2015, creando una cohabitación con la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

Una sociedad dividada

Los últimos años están dificiles para los venezolanos. La presidencia de Maduro parece peor que ella de Chávez, al nivel interior. La inflación alcanza un nivel récord, más de 180% del Producto interor bruto (PIB) en 2015, provocando un aumento de la pobreza en Venezuela. La población venezolana duda de la capacidad del poder a seguir su programa social, sobre todo si la corrupción queda general en la administración. Esta perdida de confianza alimenta la oposición, que organizó manifestaciones en octubre de 2016 donde centenas de millares de personas callejaron en Caracas, y que el Partido socialista unido de Venezuela (PSUV) de Maduro replicó, mostrando la fractura de la sociedad venezolana. Ahora, la oposición exige un referéndum revocatorio, como lo permite la Constitución de 1999, para destituir a Maduro y recuperar el poder, antes la llegada del chavismo.

El PSUV tiende a aislarse de los partidos que se situan en su izquierda. Según el periodista francé Renaud Lambert, en Le Monde Diplomatique del mes de diciembre de 2016, el movimiento Marea socialista, que se reclama del chavismo, no es reconocido como un partido político porque critica el gobierno. "El gobierno discute con la oposición, el Vaticano y con la embajada estadounidense, pero con nosostros, la izquierda crítica, rechaza el diálogo" se divierte un militante de Marea socialista que testifica de la división en la izquierda venezolana.

Una tendancia linear

Ahora, una pregunta se pone: ¿Los venezolanos se enriquecieron con el chavismo o no? Si se mira la tasa de crecimiento, que es el criterio más importante para los economistas liberales, se puede notar que el crecimiento medio no cambia. Según datos del Banco mundial, la tasa de crecimiento está de 2% del PIB en los períodos 1982-1998 (antes el chavismo) y 1999-2015. Pero, en el último caso, el crecimiento es más volátil (cf gráfico n°1).

Por el PIB por habitante, no se puede decir que los venezolanos están más pobres en el período del chavismo que antes. Según datos del Banco mundial, el PIB por venezolano en 2014 es de 13.750 dólares (dólares constantes de 2010) mientras que el PIB por habitante en Venezuela fue de 12.596 dólares en 1998. Sin embargo, faltan las estadísticas sobre el año 2015 para comparar más precisamente, pero se puede pensar que el PIB per cápita en 2015 puede ser al nivel de ello de 1998. Por fin, si el PIB por habitante de Venezuela queda superior al de América latina y el Caribe, la diferencia se redujó en los últimos años del período (cf gráfico n°2).

 

 

Una diversificación necesaria

Los datos del Banco mundial parecen mostrar que existe una barrera invisible que impida el PIB per cápita de superar 15.000 dólares. ¿Cómo se puede explicar? Hay varias razones de este sentimiento de barrera invisible.

  1. La primera de ella es el petróleo. Los mandatos de Chávez y él de Maduro refuerzaron el peso del petróleo en la economía venezolana porque Venezuela es un miembro fundador de la Organización de países exportadores de petróleo y que hasta junio de 2014, el precio del petróleo era superio a 100 dólares. La renta que ofrece esta energía permite al gobierno venezolano a financiar sus proyectos sociales cuyo el objectivo es de reducir la probreza en Venezuela.
  2. La secunda es la falta de diversificación, unida al peso del petróleo. El gobierno no anticipó la caída del precio, que es ahora al nivel de 55 dólares el barril, y por consiguiente, no preparó una estrategia de diversificación de la economía del país. Es decir, destruir la dependencia de los ingresos procedentes del petróleo con la promoción de energías alternativas, el refuerzo de nuevas industrias, de nuevos servicios, para evitar el síndrome holandés.

El proyecto de "socialismo del siglo XXI" de los chavistas está congelado en una estructura del siglo XX, en lugar de empezar una transición energética que puede ser mejor económicamente - diversificación de la actividad; reducción de la importación y de la inflación - y bastante eficaz socialmente - financiación más segura de los programas sociales -. Pero, no es cierto que Maduro y los chavistas del PSUV lo quieren ahora.

Commenter cet article