¿Podemos refuerza o aspira la izquierda radical?

Publié le par JoSeseSeko

Andrea Comas/REUTERS

Andrea Comas/REUTERS

Desde algunas semanas, el partido izquierdista Podemos es el favorito de las elecciones generales de diciembre de 2015 en España, para varios sondeos. Pero, se puede pedirse si la dynámica a favor de Podemos aprovecha a toda la izquierda española o al contrario, refuerza la derecha gubernamental finalmente.

El partido Podemos es un partido fondado en enero de 2014, por Pablo Iglesias. Podemos se reclama del movimiento de "los Indignados" del 15-M de 2011 (15 de mayo), cuando empezaron manifestaciones en la Puerta del Sol, en Madrid. Este joven partido, tan joven como sus militantes y dirigentes (tienen unos treinta años), marcó los espíritus, con 5 elegidos en las elecciones europeas del 25 de mayo (4ra fuerza política del país por su primera participación electoral).

Un partido socialista

Podemos es por seguro un partido socialista. En su programa, él defiende una política favorable a las pequeñas y medianas empresas y a la economía social, y también reformas que conocia Francia por ejemplo con el Partido socialista francés en los años 80 y 90 (35 horas semanales y edad de jubilación a los 60 años). Además, como otros partidos de izquierda radical en Europa (Syriza en Grecia, Die Linke en Alemania, Front de Gauche en Francia, etc.), Podemos piensa que la crisis actual necesita una restructuración de la deuda pública, o estima que el Banco central europeo no está bastante democrático en su funcionamiento practica. Lo que puede parecer sorprendente, es que el periódico liberal Financial Times es de acuerdo con ciertas soluciones prospuestas por Podemos.

Al nivel de la participación democrática, Podemos sostiene la idea de reférendums, en varios temas (privatización de empresas públicas, salida de España de la OTAN, etc.) y defiende, con Izquierda unida (IU, coalición de partidos de izquierda radical) un referéndum sobre la continuación de la monarquiá o no.

Un cambio de repartición de votos

Desde las elecciones europeas, Podemos llama la atención de los medios, y de los otros partidos políticos. Sobre todo el bipartismo del Parti popular (PP, derecha) al poder, y el Partido socialista obrero español (PSOE, centro-izquierda, izquierda). Y los últimos sondeos muestran que ni el PP, ni el PSOE serían en cabeza por las próximas elecciones generales de 2015. Lo que sería una primera desde el establecimiento de la monarquía constitucional, en 1978. Y Podemos es ahora el favorito.

Pero, según los varios sondeos, Podemos aumenta su poder electoral reduciendo las intenciones de votos a favor de Izquierda unida. Desde las elecciones europeas, todos los sondeos muestran que Podemos es delante IU (cf gráfico). Así se puede notar que hay un cambio de repartición de votos en la izquierda del PSOE, aunque este partido sea ahora amenazado por Podemos.

Efecto Syriza

Estos sondeos nos muestran también que si Podemos ganara las elecciones generales, una victoria completa de la izquierda socialista (o comunista, ecologista, ecosocialista) española no sería segura. En efecto, Podemos aspira a electores que solían votar por IU, o partidos de izquierda locales como Esquerra republicana de Catalunya (Cataluña), o Amaiur (País Vasco) por ejemplo. Y sobre todo, el electorado del PSOE parecer resistir contra Podemos. Y eso puede ser un problema porque el PSOE, que ha optado desde muchos años por una ideología social-liberal, puede ser más sensible de formar una coalición con el PP que aliarse con Podemos. A menos que Podemos cambio de discurso (moderar sus pretensiones) para convencer los socialistas.

La situación de Podemos es similar a la de Syriza. La coalición griega de Alexis Tsipras es favorita para las próximas elecciones lesgislativas, pero debe tener alianzas con otros partidos de izquierda (el PASOK que fue el gran partido de la izquierda griega antes de la crisis y actualmente, es en la coalición gubernamental, dominada por la derecha con Antonis Samaras; el Partido comunista griego y sus referencias stalinistas; o Dimar, partido composado de antiguos miembros del Pasok y de Syriza), o hacer un discurso menos anticapitalista, aunque eso provoque divisiones internas. Sin embargo, hay una diferencia. El PASOK se ha hundido electoralmente, no el PSOE. Pero Podemos empieza a conocer críticas internas, sobre todo con la organización muy jerarquizada de la dirección, la influencia y la personalidad del fondador y eurodiputado Pablo Iglesias, que transforma la expressión de los "Indignados" de 2011 en un partido muy clasico (poco democrático según opositores internos).

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Colrat 25/12/2014 01:40

La réalité des adversaires de PODEMOS c'est juste tout pour moi!!!!
Et si je dois mourir demain sachez que mes écrits me survivront.
Sauf à vouloir reprendre un PSOE en débande je vois mal ce que l'extrême gauche peut proposer de mieux.... un nouveau Staline peut-être ? Ce qui me fait plaisir là c'est que nous seront bientôt assez d'européens avertis pour vous jeter dehors..... en attendant regardez la Grèce vous savez tout aussi bien que moi que de telles situations sont contagieuses..et que vous n'y pourrez rien. En Espagne vous avez deux choix PODEMOS ou la guerre civile à nouveau...