El paro sigue disminuyendo en España

Publié le par JoSeseSeko

El paro sigue disminuyendo en España

Los resultados del mes de marzo indican una caída del número de parados en España, que puede acelerarse con el contexto económico europeo. Una noticia que puede ayudar un gobierno muy impopular.

El Ministerio de Empleado y de la Seguridad Social anuncia, este lunes, un mes de marzo histórico porque según los datos de las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, el paro baja en 60.214 personas en un mes, para establecerse en 4.451.439 parados. Entonces, es Es la baja más grande del paro observada desde el año 2002.

¿Una diminución fiable?

Si se refiere a los datos publicados por el Ministerio y a los datos trimestriales del Instituto nacional de estadística (INE), el número de desempleados sigue una trayectoria decaída que empezó en 2013 y que fue más afirmada en 2014, aunque él aumentó en el cuarto trimestre de 2014 según el INE. Vale más esperar la publicación de la Encuesta de población activa por el primer trimestre de 2015 del INE, para saber si el desempleo baja verdaderamente o no. Además, el nivel de protección de los parados cae al nivel más bajo desde 2001. Lo que puede incitarlos a encontrar un empleo o a ser inactivo.

Por el momento, es una buena noticia por el gobierno conservador de Mariano Rajoy. Así, puede explicar, como lo hacen las élites bienpensantes, afiliadas la ortodoxia presupuestaria, al pensamiento liberal, que la política de austeridad marcha para mejorar las estructuras económicas y sociales. Y sobretodo, en un año electoral importante para España, que comenzó en Andalucía el 22 de marzo, todo lo que puede ayudar el Partido popular a mantenerse al poder es útil para él.

Un contexto muy influente

El entusiasmo del gobierno es largo porque según el periódico francés La Tribune, el ministro de Economía, Luis de Guindos, piensa que el crecimiento será entre 2,5 y 3% del Producto interior bruto por los cinco próximos años. Hace falta decir que el contexto macroeconómico es favorable a España porque la energía importada (petróleo en partícular) es menos cara, la caída del tipo de cambio eurodólar mejora la competitividad de las empresas españoles y un costo laboral reducto con la austeridad.

Pero puede haber interpretaciones negativas. Primero, la baja del precio de los bienes importados refuerza la deflación, así como lo demuestra el INE en una nota de prensa publicada este lunes. En segundo lugar, si la amenaza real de deflación es eliminada tan en España como en otros países de la Unión europea, el Banco central europeo seriá incitado a adoptar una política monetaria más restrictiva y más convencional y entonces, el euro aumentaría su valor, en comparación con dólar. Caída de competitividad. En tercer lugar, un costo laboral bajo se traduce con una capacidad de consumo similar. Entonces, si los políticos al poder en España piensan que la crisis actual es únicamente una crisis de la oferta, olvidan que la crisis actual se compone de una crisis de la demanda.

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article