Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Entrada de Podemos en la junta de Andalucía

Publié le par JoSeseSeko

Entrada de Podemos en la junta de Andalucía

El partido de Pablo Igliesias, nacido del movimiento de los Indignados del Puerta del sol en 2011, vuelve en la tercera posición, según los resultados de las elecciones regionales en Andalucía, probando que va a contar de ahora en adelante, en la política española.


Este domingo, 22 de marzo, Andalucía hizo el saque de un año electoral importante en España, con sus elecciones regionales, adelantando a las otras comunidades autónomas, que se efectuarán el mayo que viene. Los observadores escudriñaban sobre todo el nivel de Podemos, partido de izquierda radical fundado en 2014, llevado por Pablo Igliesias, que podría jugar lun grand papel para las elecciones generales de noviembre-diciembre de 2015. Sobre las 109 sedes del parlamento andaluz, 15 son destinados a este joven partido, con cerca del 15 % de las voces, en una comunidad autónoma tradicionalmente socialista. Esto cambia de la primera vuelta de las elecciones departamentales en Francia.

El bipartismo tradicional en caída

El Partido socialista obrero español (PSOE) es el vencedor de esta elección, con 47 sedes, en una elección dónde la abstención ligeramente bajó con 2012 (el 36,3 % de abstención contra el 37,8 % hace tres años). Sin embargo, guarda el mismo número de sedes que en 2012 e hizo falta que el PSOE se alíe con la Izquierda unida (IU), el equivalente español del Frente de izquierda francés, para gobernar la comunidad autónoma.

El Partido popular (PP), del presidente de Gobierno Mariano Rajoy, que era el vencedor - sin gobernar - de las elecciones de 2012, sufrió una bofetada electoral, con 26,7 % de las voces y 33 sedes, contra el 40,7 % de las voces y 50 sedes en 2012. La sección local del partido conservador paga caro la política de austeridad del gobierno, y esto en la comunidad autónoma española donde la tasa de desempleo es la más elevada, según la encuesta de la población activa llevada por el Instituto nacional de estadística al cuarto trimestre de 2014. Pues, ambos partidos dominantes de la vida política española desde el restablecimiento de la monarquía, en 1975, contabilizan 80 sedes de cada 109, mientras que ocupaban 97 en consecuencia de las elecciones de 2012. Es una confirmación, a menor escala sin embargo, de un retroceso del "PPSOE" cerca de los electores españoles, empezado desde las elecciones europeas de mayo de 2014, donde ambos partidos se repartían el 49 % de las voces, más 30 de 54 sedes de eurodiputados destinados a España, contra el 82 % de los sufragios y 44 elegidos en 2009, con un PP delante del PSOE en estos casos.

Emergencia de Ciudadanos

Otro joven partido, de centro-derecho esta vez, sale bien de un mal paso en esta elección local. Ciudadanos (C's), un partido liberal que hace la lucha contra la corrupción su caballo de batalla, y una crítica de la austeridad gubernamental, logra elegir a 9 candidatos en esta comunidad que no le trata con familiaridad ya que este partido es implantado sobre todo en Cataluña, dónde su posicionamiento proespañol irrita a los independentistas catalanes muy vehementes estos últimos años.

Esta elección también marca la postura al margen de Izquierda unida. La subida de Podemos se hace en detrimiento de IU (lo que podía ser previsible), que perdió más de 150.000 electores en tres años, y hacerse paso de 12 o 5 sedes, y es ahora la quinta fuerza política regional.

¿ Cuál coalición local?

Visto el resultado electoral de este 22 de marzo, el PSOE se halla en situación de gobernar, pero necesitará uno o varios aliados. Únicamente no puede contar con IU y sus 5 elegidos porque esto no sería suficiente para formar una mayoría de 55 parlamentarios. Entonces, tiene la elección entre Ciudadanos, Podemos y el PP. Una coalición con Ciudadanos no sería imposible, vista que el PSOE, como otros partidos socialistas en el mundo, hizo su muda social - liberal, favorable para la economía de mercado, y podría así encontrar gracias a los ojos de los liberales de C's. Pero estos últimos son reticentes a la idea de aliarse con uno de los partidos tradicionales españoles. Volverse hacia Podemos parece muy difícilmente porque haría falta que el PSOE sea más izquierdista para gustarle a un partido que tiene una desconfianza fijada respecto a él. Por fin, hacer una gran coalición con el PP sería una confesión de la colusión de estos partidos tradicionales, y reforzaría la envidia de acabarlo con ellos, para sus adversarios políticos.

Lo cierto es que la elección en Andalucía da una idea del que podría pasar al nivel nacional, en consecuencia de las elecciones generales de finales de año.

Commenter cet article