Una abdicación o una prueba de descrédito de la monarquía

Publié le par JoSeseSeko

Una abdicación o una prueba de descrédito de la monarquía

El 2 de junio de 2014, el rey de España, Juan Carlos I de Borbón y Borbón abdica en favor de su hijo, Felipe VI. Eso marca el fin de un reinado con las múltiples polémicas que tocaron el rey y la familia real.

Es una caída increíble por Juan Carlos y la monarquía española, comparando con la alta popularidad del régimen hasta estos últimos años, sobre todo en la clase proletaria. En efecto, Juan Carlos reinó desde noviembre 1975, a la muerte de Franco. El caudillo, que estableció una dictadura fascista, con el apoyo de la Iglesia católica (opio del pueblo), quiso Juan Carlos como heredero. Rápidamente, el rey afirmó transformar España en una monarquía constitucional y democrática, legalizando los sindicatos, los partidos políticos como el PSOE, el PCE (Partido comunista de España), o otras organizaciones republicanas. Pero los últimos franquistas, como el teniente-coronel Antonio Tejero tentaron un golpe el 23 de febrero de 1981. Durante el 23-F, Juan Carlos exigió que los putchistas rindieran las armas. Este evento marcó una popularidad para el rey tan en el lado de los proletarios como en el lado de los últimos republicanos escépticos, como el comunista Santiago Carillo.

Mientras que haya democracía en España, o España sea un gran país en la Unión europea, los escándalos muestran una distancia entre una familia rica que es la familia real y el pueblo. Por ejemplo, en 2012, Juan Carlos participó en un safari en Botswana, donde se hirió la cadera, y que costó 45 000 euros la semana. Contradictorio con un país en crisis y que se vio imponer una política de austeridad con el Partido socialista obrero español de José Luis Zapatero y el Partido popular de Mariano Rajoy, actualmente jefe del gobierno. Un gobierno de vergüenza, por cierto. Otro ejemplo, el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su esposa, la infanta Cristina, están acusados de corrupción, de desvío de dinero público, de blanqueo de dinero, de fraude fiscal, a causa de la fundación Nóos, que dirige el duque de Palma, y que hace facturas falsas para eventos sobre el deporte y el turismo.

Ahora, esta abdicación parece ser un medio para mantener la monarquía. En efecto, una mayoría de los españoles deseaba el fin del reinado de Juan Carlos, y la mitad de los españoles desearía un otro régimen como la república. La coalición de izquierda radical Izquierda Unida (incluyendo el PCE, Izquierda republicana, Candidatura de unidad de los trabajadores, etc.) pide un referéndum sobre la continación de la monarquía o la transformación hacia la tercera República (ver artículo de Público al fin de este texto). Como francés y defensor de la causa socialista y republicana porque socialismo y República son indisociables para mi, sostengo la proposición de IU y espero que los españoles quieren un cambio con la República. ¡Viva la República, viva España!

P.S: Mientras que la video sea en francés, los hispanohablantes pueden seguirla con las intervenciones en castellano.

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article