Una tentativa de atentado contra Maduro en Venezuela

Publié le par JoSeseSeko

Photo: Flickr/Skeeter McTweeter

Photo: Flickr/Skeeter McTweeter

Durante un discurso del presidente venezolano en Caracas, una explosión se produjó, haciendo algunos heridos. Reivindicada por un grupo opositor, esta tentativa de atentado simboliza violencia en Venezuela desde el principio de la presidencia de Maduro, en un contexto económico terrible para Venezuela, y arriesga crecer a una deriva dictatorial del poder. Junto con aumentar tensiones con otros países como Colombia, cuyo Maduro acusa a Juan Manuel Santos de intentar a asasinarlo.

La celebración del 81o aniversario de la Guardia nacional bolivariana, el sábado 4 de agosto de 2018, tendría podido ser la última para Nicolás Maduro. Durante el discurso del presidente venezolano, detonaciones tuvieron lugar cerca de la tribuna presidencial, donde estaba el presidente Maduro, su esposa y el alto mando militar. Si actualmente, una persona presuntamente involucrada en atendo contra Maduro está detenida (cf enlace n°1), la tentativa de asesinato es reivindicada por el grupo "Soldados de Franelas", como lo declaró en su cuenta Twitter.

Tensiones con Colombia

Más alla de este atentado, eso despierta tensiones entre Venezuela y Colombia. Maduro acusa a Juan Manuel Santos, actual presidente colombiano, de intentar a asesinarlo, a causa de las relaciones entre la ultraderecha venezolana y la ultraderecha colombiana (cf enlace n°2). En respuesta, el ministerio de relaciones exteriores envió un comunicado de prensa, rechazando las acusasiones del poder venezolano, considerando que los señalamientos están "absurdos". En todo caso, las relaciones entre ambos países latinoamericanos podrían empeorar en los próximos meses con el principio de la presidencia de Iván Duque, elegido en la elección presidencial en junio pasado y que tiene la misma linea política que Alvaro Uribe tan al nivel interior - rechazo del acuerdo de paz con las FARC, transformadas en un partido político - como al nivel exterior - alineación sobre Estados Unidos -.

Al acusar Colombia, Maduro apunta los EE UU de Trump. El actual presidente estadounidense amenazó el año pasado de injerirse en los asuntos internos de Venezuela, a causa de las demostraciones de violencia entre oponentes y fuerzas pro-gobierno. Además, criticar Estados Unidos permite a Maduro de presentarse como una persona que lucha contra el imperialismo yanki en su país y al extranjero, y así tener apoyo de otros lideres de izquierda en el mundo. Por ejemplo, los presidentes de Bolivia - Evo Morales -, de Nicaragua - Daniel Ortega -, y varios movimientos sociales afirman su solidaridad con Maduro y el pueblo venezolano (cf enlaces n°3 y n°4).

Destrucción del chavismo

La presidencia de Maduro es marcada por el marasmo económico de Venezuela y una contestación por la oposición, como lo prueba su reelección en mayo pasado. La economía venezolana es infectada por hyperinflación. Los datos del fundo monetario internacional estiman que la tasa de inflación por Venezuela sería superior a 10.000% en 2018 y más alla. Una causa de esta coyuntura catastrófica es el petróleo. Si Hugo Chávez, el predecesor de Maduro, aprovechó de un precio del oro negro alto para financiar programas sociales que lucharon eficazmente contra pobreza y las desigualdades en Venezuela, no hizo reformas structurales para diversifiar una economía venezolana que depende de la renta petrolera. Maduro sigui esta error, mientras que el precio del petróleo cayó casí de mitad desde 2014.

Esta herencia es difícil a soportar para Maduro y su falta de carisma le crecen a seguir una trayectoria dictatorial y violenta, y podemos decir que si el chavismo es amenazado de destrucción, es a causa de Maduro y de su clan. Varios chavistas de la primera hora, como por ejemplo Luisa Ortega Díaz, antigua fiscal general de Venezuela (2007-2017), destituida después sus varias críticas del poder venezolano sobre la represión de las manifestaciones o la elección de una Asemblea constituyente, cargada de cambiar la Constitución de 1999, se oponen contra Maduro y algunos de ellos forman un partido político, Marea socialista, ignorado por el campo Maduro, mostrando así una división de la izquierda venezolana, y de la sociedad venezolana en general.

¡Qué tristeza!

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article